El viernes pasado tuve el placer de acudir a los premios que otorga la Fundación Txema Elorza.

En esta jornada suele haber 2 ganadores, o mejor dicho 2 tipos de ganadores. Por una parte están los nominados y el que se lleva el premio;  y por el otro nosotros/as, los/as asistentes.

txema

¿Por qué digo esto? La primera parte parece evidente, tres personas reciben el reconocimiento de la fundación, de los allí presentes y del sector en general; lo cual siempre es motivo de alegría y satisfacción, y uno de ellos se alza con el reconocimiento mayor: Un premio otorgado por sus iguales.

La segunda parte resulta más rara ¿Verdad?  ¿Qué es eso de que los asistentes también son ganadores?

Me refiero a la oportunidad de aprendizaje que nos ofrece este tipo de jornadas.  Todos podemos avanzar, formarnos, intentar conocer los retos y tendencias futuras, pero es muy difícil aplicar todo esto a nuestro sector, ver ejemplos prácticos o reales, discutir sobre las posibles formas de hacerlo, etc.
¿En qué otro foro podemos encontrarnos con tantos compañeros de sector, con enfoque, procedencias y experiencias tan diferentes y en un contexto que invita a compartir y discutir?

Pues eso no es todo, además  de los mencionados compañeros, la fundación nos acerca a gente como Juan Jose Aurtenetxea, Ramón Puigoriol o Alejandro Seoane, nominados al premio  y con un recorrido profesional  que resulta digno de ser escuchado.

Resaltaría en el caso de Alejandro Seoane, Ferretería Tucho, su ambición e inquietud, emprendedor por naturaleza, hizo de una pequeña ferretería familiar un negocio que cuenta ya con 3 tiendas, varios locales en el pueblo de Noia y tres solares que suman 3200metros cuadrados y son su proyecto de futuro.

De Ramón Puigoriol, propietario de Ferretería Barcelona y ferretería.es puedo decir que es un hombre inquieto, un visionario. txema2Abrió la primera tienda online del sector de la ferretería y después de 3 años vende más que cualquiera de las otras tres tiendas físicas con las que cuenta, y las expectativas  de crecimiento son grandes.

Juan Jose Aurtenetxea, Fundador de Aurtenetxea y ganador del premio Txema Elorza se define a sí mismo como Bilbaino y del Athletic. Con eso queda (casi) todo dicho; pero por añadir algo mencionaría que es un hombre trabajador, con mayúsculas.

Un Bilbaino de familia modesta que trabajaba por las mañanas para poder estudiar por las tardes, un hombre ambicioso con las ideas claras, siempre quiso tener su propia empresa y en 1963 lo consiguió, con tan solo 23 años fundó “Suministros Aurtenetxea SA” . Luego vendrían Aurtenetxea Containers (venta y alquiler de contenedores marítimos) Sendeja, Aginco y Aside, aunque ya no forme parte de estas dos.

 

A esto hay que añadir un terreno de Almendros y Olivos  con su correspondiente truja.

En resumen un Bilbaíno con todas las letras.

Así pues, y sin caer en la gratuita adulación  y en el cantoso peloteo me gustaría resaltar el trabajo que realiza la Fundación, que muchas veces pasa desapercibido y a través de este tipo de jornadas se hace visible y agradecer la oportunidad que tuve de participar en el evento.

 

 

Mª Jose Bidaurreta

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir