Llega el 8 de Marzo, el día internacional de la mujer, y con esa excusa nos hemos acercado a las mujeres de GAME SA, para conocer sus vivencias como mujeres en la empresa, y en el sector en general.

El tema de conversación ha sido la situación de las mujeres en el mundo laboral, y la evolución que ha tenido la situación en estos años. Decimos tenido y  no sufrido, pues esta evolución no ha surgido ni se ha dado por arte de magia, sino a base de trabajo y más trabajo; en esto están todas de acuerdo.

Se acercaron al mundo laboral alrededor de los 18 años, como la mayoría de las/os jóvenes de la época (todas son/residen en la zona del Goierri y rondan los 35-45años); como camareras, cuidadoras de niños/as, etc al principio y en el mundo de la empresa después.  Dicen no haber notado grandes diferencias entre sus primeros trabajos u el mundo de la empresa; en cuanto al trato de la gente se refiere; lo que realmente han notado ha sido el número de hombres que hay en cada sector. Si bien es cierto que el número de mujeres en el sector va en aumento, la gran mayoría sigue siendo masculina.

Comentan que nunca han sufrido faltas de respeto o malas palabras, se quejan más de una sobreprotección, de un trato más paternal que profesional; sobre todo a niveles de negociación. Con los clientes han sufrido alguna falta de confianza… “esa chica que está al otro lado del mostrador no va a saber lo que le estoy pidiendo, ¿entenderá lo que le digo?” eso cuando vienen a por algo concreto, pero cuando vienen a por consejo… es aún peor.  Durante la entrevista nos contaron varias anécdotas en las que la más repetida era “la del cliente que viene a por consejo  y pide que salga el compañero (hombre)  para que le atienda”

“En realidad es duro, tienes que trabajar y demostrar el doble que tus compañeros para que te tomen en serio, cuando vemos un hombre damos por hecho que sabe de tornillos, herramientas y similares, cuando vemos una mujer ocurre lo contrario”.

¿Qué hacer antes eso, como reaccionar?

Las chicas de GAME SA se lo toman con humor, y a aquel cliente que viene preguntando por un compañero o mostrando cierta desconfianza, le hacen preguntas aún más difíciles sobre aquello que están pidiendo, y generalmente estos no saben qué/cómo contestar.

No todo es negativo. En estos años que llevan trabajando han visto una gran evolución; en realidad dos evoluciones: Una la del número de mujeres que se han incorporado al sector, y otra la de la reacción de los hombres: Aunque el trato sigue sin ser entre iguales, de tú a tú en todos los casos, cada vez son más los hombres que nos toman en serio. Al fin y al cabo muchos/as de los/as clientes/as y proveedores con los que trabaja GAME SA han tenido profesoras en las escuelas de formación profesional,  tienen hermanas y madres trabajando en fabricas, etc.

Terminamos pues con un mensaje positivo:  Aún queda un largo camino que recorrer, pero ya hemos dado algo ma´s que los primeros pasos.

 

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir