Os presentamos a Maider, se encarga de llevar la furgoneta Dewalt y de realizar las demostraciones a los clientes.

DeWalt
GA ¿Cuándo empezaste con este trabajo?

MM Todavía llevo poco tiempo, empecé en mayo de 2018. Al principio tuve un periodo de formación con mis compañeros, y ya desde septiembre voy sola con la furgoneta a todas partes.

GA ¿Cómo empezaste y por qué?

MM De toda la vida he vivido en un entorno comercial, mi familia tenía una tienda en el Casco Viejo de Bilbao. Mis primeros estudios son de producción, soy técnico superior en producción, pero con el tiempo empecé a trabajar en una cadena de tiendas. Además, tuve la curiosidad por el marketing y la gestión comercial. Completé así mi formación en el ámbito comercial.

Luego con la crisis volví al sector industrial porque había más trabajo. De vuelta en industria, trabajando en máquinas y observado con mucho interés a los comerciales que venían a hacer las demostraciones de las máquinas, me surgió la curiosidad. Salió la oportunidad de vender un producto tangible, llevando el furgón demostrativo… Y me lancé. Hoy estoy encantada con este trabajo. Es un trabajo muy dinámico, cada día es distinto, me gusta el contacto directo con la gente y todos los días aprendo cosas nuevas.

GA ¿Conoces a otra mujer que esté haciendo un trabajo similar?

MM No, no conozco a nadie que esté haciendo este trabajo o uno similar. Soy la única mujer de Europa que se sepa llevando un furgón demostrativo con herramientas. La verdad es que la gente al principio, cuando llegas a los sitios, se sorprende porque no se esperan a una mujer, pero luego según empiezo a interactuar con ellos, cambia la cosa. Hay que demostrar que estás ahí, para solucionar sus problemas. Sin embargo, suele haber rechazo por parte de cierta gente. Al final, las mujeres siempre tenemos que trabajar más, todavía no se ve con normalidad, es un sector que sigue estando muy masculinizado. Y aunque estoy agradecida a la empresa por darme la oportunidad, vamos abriendo las puertas muy poco a poco. Es verdad que se nos van abriendo las puertas, pero yo creo que las mujeres tenemos que entrar en esos huecos y posicionarnos. Todo el canal de ventas con el que trabajo sigue siendo masculino.

DeWalt
GA Una madre lanzó una campaña en Twitter pidiendo que le escribieran mujeres bomberas, ya que su hija compartió en clase su deseo de ser bombera y un niño le «aclaró» que las niñas no podían ser bomberas. ¿Conoces la campaña #FireflightingSexism?

MM No, no la conozco. Pero, por supuesto hay que empujar a las niñas a que no tengan miedo, a normalizar la presencia de mujeres en oficios en todos los ámbitos.

GA ¿Crees que podemos aportar experiencias hacia la normalización?

MM Sí, ¡claro! Yo misma he estado dando charlas en Formación Profesional donde prácticamente todos eran chicos (por ejemplo en sección de carpintería), pero cuando me veían llegar con el furgón las chicas se animaban, y pienso que debemos trasladar que no hay que tener miedo a ese otro tipo de trabajo. A mí me preguntan: «¿No tienes miedo de ir sola con el furgón? Pues no. No tengo ningún miedo. Yo estoy en esto y vengo preparada para hacer mi trabajo».

GA Nos imaginamos que te ves con este trabajo a largo plazo y por mucho tiempo.

MM Por supuesto. Lo que recibo de la empresa es una información positiva sobre mi trabajo. Llevo poco tiempo pero en general estoy a gusto y contenta.

Entrevista realizada en Suministros Gamesa, el 5 de febrero.

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Compartir